El cotejo de letras se regula en nuestro Ordenamiento Jurídico en el artículo 379 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Se practicará el Cotejo de Letras cuando la autenticidad de un documento privado se niegue o se ponga en duda por la  parte a quien perjudique.

También podrá practicarse cuando se niegue o se discuta la autenticidad de cualquier documento público que carezca de matriz y de copias fehacientes según lo dispuesto en el artículo 1221 del código civil, siempre que dicho documento no pueda ser reconocido por el funcionario que lo hubiese expedido o por quien parezca como fedatario interviniente.

La parte que solicite el cotejo de letras tiene que especificar el documento o los documentos indubitados con los que se tiene que efectuar el cotejo de letras.

Perito Judicial  Granada –  Abogada – Informes – Valoraciones